fbpx

¡Marchas! ¿Y después qué ?

Las marchas en México y en cualquier lugar del mundo, es uno de los instrumentos que tiene la población civil para manifestar su inconformidad, desacuerdo, o contrariedad particularmente contra las acciones de gobierno en turno, es la forma más civilizada de protestar, dentro de una democracia.

En el mundo tenemos ejemplos vivos, de cómo las marchas han derrocado gobiernos, han alterado el curso de un país, incluyendo revoluciones muy violentas que han terminado en hechos trágicos.

Cuándo la izquierda fue oposición en México, las marchas fueron su instrumento más notorio y poderoso para expresarle al gobierno del PRI o PAN que estaba en desacuerdo con su directriz, normas o decisiones.

Hoy que la izquierda es gobierno en México, y con un mandato como el de López Obrador que es cada día más absoluto, los partidos opositores, organizaciones civiles y ciudadanos en general, han optado por los mítines, marchas o plantones, para presionar las decisiones del gobierno de Morena, sin resultado.

En otros tiempos con la presión de las marchas, la izquierda logró avances importantes, hoy la oposición de derecha y sus marchas no han conseguido gran cosa, se manifiesta por alguna inconformidad, se marcha en apoyo para algunos gremios, pero hasta el momento en los cinco años que lleva de gestión este gobierno, no se han dado un resultado real o benéfico, las decisiones no se modifican en lo absoluto.

¿Realmente las marchas en el tiempo actual han servido para algo a la sociedad opositora ?

No te lo pierdas

¡DEBATE !

Los debates son uno de los instrumentos que ha permitido en la democracia en un

Leer más»

¡Revés !

Duro y a la cabeza ha sido para el presidente López Obrador el mes de

Leer más»