fbpx

Benito Juárez, guía moral de AMLO, tiene un lado oscuro

Benito Juárez es uno de los personajes más importantes y recordados en la historia de México, en la educación mexicana es considerado uno de los héroes nacionales, uno de los próceres en la construcción de un sentido de identidad nacional. Por ello, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha manifestado en muchas ocasiones su admiración por él, pero Juárez tiene un lado oscuro que pocos conocen.

Cada 21 de marzo se recuerda el aniversario de su nacimiento y en todas las escuelas públicas se conmemora a este hombre que consolidó al país en una República.

Benito Juárez, guía moral de AMLO, tiene un lado oscuro
AMLO asegura que será como Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas, hombre de nación

¿Quién fue Benito Juárez?

Sus logros, cualidades y acciones para impulsar al país son muchos; se le recuerda por la frase “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Además, siempre fue un gran estudioso, se esmeró toda su vida en cultivarse.

Fue un gran abogado, dominaba varios idiomas, además del zapoteco, que era su lengua materna.

Creyó firmemente en el libre comercio, se opuso a la militarización, aun cuando se vio obligado a implantarla.

Creyó en la plena aplicación de la justicia a los delincuentes sin importar, como lo dejó bien probado, su condición social.

Se obsesionó por cambiar a su país y acabar con sus rezagos. Algunos críticos aseguran que siempre buscó la manera de acomodar a sus deseos las leyes que promulgaba.

Su escrupulosidad con el dinero público llegó a ser admirable, por ejemplo, su sueldo como presidente fue de poco más del 2 por ciento de lo que ganaba Maximiliano.

Podrías seguir enumerando la lista de cualidades y acciones que realizó durante su mandato, pero hay que decir que detrás del hombre admirado por AMLO y por millones de mexicanos, hay un lado oscuro.

El lado oscuro del hombre admirado por AMLO

¿Vendepatrias?

Benito Juárez escribió un tratado, que aunque es público, es poco conocido, el Tratado McLane-Ocampo, con el que Juárez cedía todos los derechos a Estados Unidos para el libre tránsito comercial, militar y civil por territorio mexicano y le otorgaba un derecho de exclusividad sobre el Istmo de Tehuantepec, a cambio de ser reconocido por el gobierno estadounidense como presidente constitucional de México y así salir triunfante en la Guerra de Reforma.

Sin embargo, el Tratado no fue aceptado por Estados Unidos y algunos aseguran que sólo se trató de una estrategia política y que Juárez desde el principio sabía que no iban a aceptarlo.

Dictador o demócrata

Benito Juárez no llegó democráticamente al poder y se mantuvo en la Presidencia por 14 años, hasta su muerte el 18 de julio de 1872, gracias al sistema de reelección y en contra de la voluntad de su propio partido.

Mapache electoral

A pesar de ser reconocido como un demócrata, las acciones de Benito Juárez apuntaban en otra dirección ya que participó en tres elecciones en las que sus adversarios políticos siempre lo acusaron de fraude electoral. Incluso se dice que el “voto fantasma” surgió en la época juarista, porque fue precisamente ahí cuando se contabilizaban los votos de los muertos.

Despojo a indígenas

Indiscutiblemente Benito Juárez tenía un origen humilde, era indígena, pero hizo muy poco o nada por los derechos de los indígenas.

Se declaró a favor de la educación para ellos, pero jamás presentó proyectos de ley para el desarrollo o protección de los pueblos indígenas.

Incluso, en su afán por impulsar el desarrollo y modernización del país, despojó a muchos indígenas de sus tierras.

¿Asesino o héroe?

Durante la época era común que en la lucha por el poder cayeran muertos los rivales políticos y Benito Juárez no es ajeno a esa práctica.

Durante su mandato y tras un juicio sumario ante tribunales militares, celebrado en el Teatro Iturbide, fue juzgado sin derecho a apelaciones y condenado a muerte el emperador Maximiliano.

Fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento en el Cerro de las Campanas.

Sus últimas palabras fueron: “Perdono a todos. Rezo para que todos también puedan perdonarme, y mi sangre, que está a punto de ser derramada, traerá paz a México. ¡Viva México! ¡Viva la independencia!”.

Juárez decidió no perdonarlo, a pesar de las súplicas, él decidió aplicar la ley. Muchos consideran que no fue un asesinato, sencillamente aplicó las leyes.

El hombre idolatrado

Sin duda Benito Juárez no puede ser considerado el peor de los presidentes, pero es indudable que ha sido idealizado e idolatrado por muchos gobiernos y varias generaciones de mexicanos.

Ahora su imagen es nuevamente exaltada por el presidente en turno. Benito Juárez se ha convertido en guía moral de Andrés Manuel López Obrador.

Soy republicano, soy demócrata, soy legítimamente ambicioso, soy honesto, soy pacífico, soy consecuente, soy libre, soy congruente, soy respetuoso, soy amplio, plural e incluyente; seré como Benito Juárez, Francisco I. Madero y Lázaro Cárdenas, hombre de nación; me pueden llamar Peje, pero no soy lagarto; sin ego, soy Andrés Manuel López Obrador.”

Andrés Manuel López Obrador

Sin embargo, la historia puede juzgar al hombre por sus acciones. Benito Juárez no fue totalmente bueno ni totalmente malo. Como AMLO, fue un político con aciertos, errores y extremadamente aferrado a sus ideales.

México, nación fuerte

A lo largo de su historia, México ha sobrevivido a muchas adversidades, bélicas, políticas, económicas y naturales. Nuestra nación se

No te lo pierdas

¡Apocalipsis !

Lo vivido por los habitantes de Guerrero, en particular los del puerto de Acapulco y

Leer más»